miércoles, 29 de septiembre de 2010

¿Paranoica? (post de desahogo)

Después de año y medio con Frenchie, luchando por una relación a distancia bastante dura de llevar, he aprendido a callarme muchas cosas por el bien del individuo y medio de la pareja.
Me he mordido las lenguas muchas veces poniéndome en su lugar, su adolescencia difícil, su vida ‘no del todo satisfactoria’ (como si alguien la tuviera), sus responsabilidades a una edad en la que no tendría que tenerlas…

He tirado del carro casi todo este tiempo, he tirado cuando él me ha dicho que después de todo este tiempo no sabe lo que quiere de mí, cuando lo más ‘profundo’ que me dice es un “me gustas” y me confiese que no sabe si alguna vez podrá quererme. Cuando sus ojos se van (y ronronea, por llamarlo de alguna manera) detrás de la primera niña mona que pasa aunque sea el primer día que me ve después de 3 meses sin vernos. Me he guardado las inseguridades que me asaltan cuando sale de noche loca, cuando desaparece un fin de semana y no sé nada de él, cuando de repente no quiere hablarme o deja de hacerlo y es porque está hablando con su ex (y su sospechosamente mejor amiga) o con alguna que ha conocido por internet. He seguido adelante a pesar de decirme que el lenguaje es una barrera, que a veces le resulta demasiado cansino no hablar el mismo idioma y no sabe si tenemos oportunidad de compartir cosas por esa razón, y al mismo no quiere aprender castellano porque ‘le da pereza’, pero el que yo me deslome y me deje los cuernos aprendiendo francés no importa.

Así que ya no sé si es ponerme paranoica o sacar los pies del tiesto cuando después de todo eso, algo tan simple como que no me conteste los mensajes tontos y cursis (“te echo de menos” o “xxx”) que le dejo en el facebook o me tenga que enterar por su respuesta a una ex compañera de clase en el propio facebook (empiezo a pensar que esta red social hace mucho daño en ocasiones) que este fin de semana se va a Toulouse con su antiguo grupo de música (y esa cantante que, según sus propias palabras, tanto le pone) me sienta como el culo y lo que me apetece es echarle un rapapolvo de los de órdago, cantarle las cuarenta y llamarle cabrón.
¿Tanto pedir es que tu ‘novio’ te cuente las cosas antes que a una tía con la que hace más de un año que no habla? ¿Querer que comparta contigo lo que le hace polvo y lo que le alegra? ¿Qué tenga ojos solo para ti o que al menos no sea evidente que babea por otras cuando por fin estáis juntos después de semanas separados?

Y no penséis que sabiendo que estas enfadada pero que no quieres ni hablarle porque estas cansada de discutir, él va a querer solucionar el tema, no, el señorito te dice que vale y sigue con su vida, al fin y al cabo, que se vaya de tu vida alguien que solo ‘te gusta’, tampoco es para tanto.

En mala hora he comprado esta mañana los billetes de tren…

.

6 comentarios:

  1. Muy mala cosa esto de las relaciones a distancia, y más si parece que no están "formalizadas".

    No sé, si ves que se le van los ojos tras cualquiera, o que parece que no está queriendo hacer mucho por la relación... Igual es momento de ver si merece la pena.

    Ángel el positivo.

    ResponderEliminar
  2. Perdóname si sueno borde, por favor, porque nadie sabe mejor que vosotros lo que tenéis y mi opinión es muy limitada: tal como lo llevas contando todo este tiempo, el problema es que Frenchie para ti es tu novio o quieres que lo sea, pero tú para él no eres novia ni de lejos. No es que estés paranoica, es que estás equivocada en las expectativas. Esperas de él la misma importancia que tú le das a lo vuestro para que se convierta en una relación de pareja al uso, y parece evidente por lo que cuentas que ése no es su objetivo.

    ResponderEliminar
  3. Yo te deseo que tengas muchos ánimos y que eso de la lengua es una excusa, que la comunicación es algo que va mucho más allá de los idiomas...
    Un abrazo y coge el toro por los cuernos.

    ResponderEliminar

¡¡¡Bienvenido!!! Disfruta tu visita y siéntete libre de dejar un comentario.